domingo, 20 de julio de 2008

Extirpación


¡No más!,
nada de lo de antes,
repiten las confusas sensaciones
de las desdichas de antaño,
no a las lóbregas ideas de tu vivir,
sólo morir en una cascada de aburrimiento;
y no saber otra vez de tus manipulaciones,
como cuando tú, absorta en la huida
dejaste olvidada tu alma,
junto a la mugre escondida bajo la alfombra,
la que pretendíamos no ver,
solo mirando los hermosos objetos en la pared,
que nunca brillaron en otro lugar,
ellos no me ven aquí arrodillado,
lanzando plegarias de amarguras,
queriéndolas silenciar con humos sahumerios,
despertando solo a mis fantasmas
aterrados tanto de mis sueños,
que pudiera penetrarlos con el acero,
y con su filo cegador de pasados incompletos,
quisiera nacer a una nueva vida,
pura, hermosa, sin anhelos,
y una ves así todo cumplido en el final me entrego,
levantando mis manos sosteniendo la evidencia
de que ya no existirán más.

1 comentario:

Marcelo dijo...

hola vejito, como tais? espero que te encuentres super.
aquí dejándote un saludo después de leer tu último escrito, bastante místico por lo demás, o así me pareció.

bien compadre.
saludos y cuídate mucho.