jueves, 9 de abril de 2009

Del llanto a la rabia

Un suspiro y brota una lagrima, rueda dejando su húmeda huella como una cicatriz endeble que aún así el tiempo no logra borrar, un recordatorio constante de la desdicha del amargo adiós de un beso sin gracia. Poderosa estancia que no destierra sus punzantes dedos de mi sienes, ¿cómo cercenar ese quebranto aciago?, sin terminar con los ojos expuestos, y perder la esencia rebuscada, la que me ayuda a veces para no desaparecer. Andar en la búsqueda sin tropezar, sin perder el aliento, sin mirar por el hombro a esos momentos vívidos, sin descargar el peso de no sentir más, de querer y no poder, de sentarme en la penumbra mientras se alumbra mi rostro por un cigarro asqueado que no logra desvanecer esa angustia heredada, sin embargo aceptada por mi voluntad de sufrir pero rechazada por la razón de ser un poco feliz. Voces del ocaso, humeantes, insolentes, iros por el encuentro fugaz de ese llanto que ya no han de encontrar, porque la rabia es la que se queda, elevando el espíritu, te odio remordimientos, te quiero sin querer.
Blogalaxia Tags:

votar

6 comentarios:

MANE dijo...

Cuando la rabia se apodera del corazón ,solo hay que desterrarla con las mejores imagenes y recuerdos de momentos vividos ...

Patricia Colón dijo...

Quiero que tengas la certeza de que nada de lo MALO sucedido debe de afectar tu vida ni en eL presente ni en el futuro.
Yo sé que es imposible que el pasado traiga consecuencias al futuro,si lo archivas en el cajón adecuado...hacerlo es difícil, y duro, pero ofrece eso lo cual significa que nada del pasado tiene poder para dejarnos una mancha que no desaparezca, o que nos impida avanzar con la expectativa de tener siempre lo mejor...Solo hay que decidir que la mancha debe limpiarse... y confiar en que una fuerza extrema te apoya para hacerlo...Un besazo

BeTina dijo...

Hola Juan Pablo, agradezco tu paso y la huella en mis Instantes Eternos. Sigo recorriendo "Entre mil recuerdos y un olvido" y esperando que se abra tu "Ventana al Mar".

Se respira poesía...

Saludos desde la otra orilla, del otro lado del blanco y mágico muro.
BeT

Marcelo Gallardo Castro dijo...

Amigo, siempre tan imspirador y de palabras tan profundas. Qué decir! sólo que el pasado es eso, y no vale la pena aferrarse a ello, ni menos sufrir por ello. SI vale la pena, aferrarse al presente y el futuro.
Abrazos!!!

Silvia_D dijo...

Hay que vivir dejando , todo lo posible, lo malo a un lado y siendo positivo...

Te encontré por ahí y me ha gustado leerte.

Saludos

josep estruel dijo...

Hola Juan Pablo¡
Me gusta la profundidad de tus escritos.
Gracias por pasar a saludarme.
Un abrazo.