miércoles, 29 de abril de 2009

Mi colcha de lino

Cuando perdemos un amor, nos cuesta tanto olvidar, que nos aferramos a cosas que nos recuerdan a aquella persona. Este poema es sobre aquello, como cuando enfermo de recuerdos uno se martiriza con tan solo ver una foto o algún objeto que se le ha olvidado, o cree sentir su olor en el ambiente.

Y pareciera ser que nada en la vida fuese a ser igual, uno no entiende nada y bloquea su mente, sella el corazón y se vuelve sobre si, entonces nos cegamos y no somos capaces de ver al nuevo amor que se aproxima, y lo rechazamos, haciendo sufrir a quien no lo merece.

Este poema trata del recuerdo, de la añoranza de esos tiempos mejores, donde nos amábamos sin importar nada.


Mi colcha de lino

Polvos de lunas reflejan mi colcha de lino,
bañan tu silueta con contornos divinos,
quedó grabada la noche en que nos fuimos,
filtrados por la ventana cual cristales finos,
creamos sobre el cielo, rojos torbellinos,
sobre camas cósmicas nos escabullimos,
de tanta lujuria los cuerpos perdimos,
tocamos la felicidad con todos los sentidos,
llegando el alba nos encontró sin caminos,
y obligados hacia la vida pronto nos volvimos.
Hoy de ti, sólo me queda la colcha de lino
y por la noche la guardo siempre conmigo,
para recordarte y así sentir tú cariño,
me aferro a esa manta igual como un niño,
aferrado a su madre para sentirse protegido.
aunque tú no estés en mi mundo, no me resigno,
con tan solo en mis brazos haberte tenido
mi vida no es la misma si no es contigo
si tú pudieras tan solo escuchar lo que digo,
solo quizás entenderías lo que hemos perdido




Blogalaxia Tags:




votar

2 comentarios:

Karol_a dijo...

Qué bonito poema Juan Pablo¡¡¡
me ha encantado como lo has desarrollado, eres genial chico. :)


Y sí, suele pasar, casi siempre, pero el tiempo es un buen aliado y el amor es como el polen danza por el aire...
pero mientras tanto llega el olvido y te bañas de polen,,, suele pasar.

Te llevará el viento
dolorido un beso,
con alas de fuego llegará hasta ti,
y tú, insconciente del amor que siento
de frío en tus labios dejarás morir...

Carlo Constantini dijo...

No lei nada, pero me gusta tu estilo. Eres un soñador en verdad.

Saludos desde PROHIBIDO LEER.