lunes, 16 de febrero de 2009

olvido recordando, bebo muriendo


Entre tenerte y no tenerte,
bebo el vino insípido,
amargo y austero,
áspero, inseguro,
transparente y embustero.
Sacudiendo mis encías,
revolviendo mis anhelos,
desperdiciando mis recuerdos,
despertando mil ensueños.
Como una ráfaga loca,
repugnante es el enfermo,
tal vez alguien perverso,
como un tonto desenfreno.
Aunque no me llegue el aroma,
aunque si lleguen los extremos,
sigo recordando la angustia,
un frio en desconsuelo.
Vivirán mis amargura
en cada sorbo, en cada beso,
o ¿morirán por fin tus ojos
fomentando mi deceso?.

Blogalaxia Tags:

3 comentarios:

Ferovic dijo...

Me encanta como escribes, inspiras muchos sentimientos.

Karol_a dijo...

Si, inspiras mucho, me gusta tu blog y la forma de expresarte, eres un chico sensible, gracias por traerme a tu blog.
Un abrazo, estaré por aquí.
Este poema es muy bueno. :)

Patricia Colón dijo...

Me encanta tu blog!
Cuesta perder lo que pudo ser duelen las posibilidades que no se confirmaron,y todo esto no hay aspirina ni bebida que lo aguante....

Una simple fan más.